CAFÉ DEL ESCRITOR: IDEAS, PASATIEMPOS, MARKETING Y RECURSOS PARA ESCRITORES

¿Qué te puede aportar un retiro para escritores?

Los amantes del arte de escribir a menudo se rasgan las vestiduras porque no tienen el tiempo necesario para dedicarle ni que sean diez minutos a la escritura. Y como todo en esta vida acaba creándose, gracias a la fuerza del inconsciente (o consciente) colectivo, hace algunos años nacieron en Estados Unidos los retiros para escritores. Con ellos, los aspirantes a ocupar una silla en el Olimpo de la creatividad literaria encontraron la forma de reafirmarse y acreditar frente a los demás la importancia de poder tener tiempo para escribir. Un acto inocente pero cargado del más puro amor hacia lo más sagrado y esencial de uno mismo.

Los beneficios de los retiros para escritores

Muchos desearían hacer del oficio de escritor su forma de vida, pero sentarse a diario frente a una hoja en blanco puede suponer todo un reto, y muchos se rinden por el camino por el gran sacrifico que implica. Thomas Edison ya lo advertía cuando afirmó que el genio es un 1% de inspiración y un 99% de sudor. Distracciones, falta de motivación, ausencia de un lugar inspirador, obligaciones cotidianas,… Un sinfín de excusas suelen alejarnos de la costumbre de escribir a diario. El retiro literario es un momento para buscar un salvoconducto que te permita reencontrarte con esa musa que anda un tanto despistada. Ahí es cuando puedes plantearte hacer un retiro para escribir. Una escapada en la que gran parte del tiempo esté dedicado a la escritura, donde encontrarás un entorno estimulante que inspire y que avive la imaginación y la locuaz expresión del pensamiento. Un retiro literario es, también, una buena ocasión para rodearte de otros escritores con los que compartir ideas, dudas y alguna que otra desazón.

¿Solo o acompañado?

Los retiros para escritores son una escapada literaria que puedes hacer solo o en compañía. Si optas por esta última alternativa, puedes elegir el grupo con el que sueles reunirte o buscar uno que ya exista (de forma física u online). Si tu caso es este último, es aconsejable buscar escritores con los que creas que puedes sentirte más a gusto haciendo este viaje: por edad, por género, por método de trabajo…

grupo de escritura

Retiros literarios en la naturaleza

 Una vez tenemos claro quiénes serán nuestros acompañantes en el retiro para escritores, debemos decidir cuántos días durará. También es importante elegir un lugar que cubra las necesidades y expectativas de todos. Lo habitual suele ser un caserío, masía o villa a las afueras de una ciudad, ya que la naturaleza conecta con tu “yo” más profundo permitiendo al hemisferio derecho, encargado de las emociones y de la habilidad artística, desgranar todo el jugo creativo. Un ambiente donde encontrar, como decía Miguel Delibes “un silencio hecho de cien silencios” que facilite la concentración y abstracción.

Retiros de escritura en la ciudad

Si apuestas por viajar en solitario, un destino perfecto para inspirarte es un escenario más estridente, acelerado y estimulante como el centro de una gran ciudad con un gran bagaje y espíritu cultural, y que pueda despertar argumentos novedosos y personajes singulares. Un retiro literario urbano te permite frecuentar alguno de los cafés más famosos donde escritores de primera fila han completado su novela, y quizás su rastro lejano pueda sugerir a tu mente creativa como iniciar, avanzar o finalizar tu proyecto. Además, tendrás la oportunidad de conocer lugares donde vivieron reconocidos escritores o contemplar ambientaciones en las que han transcurrido algunas de las novelas más famosas, añadiendo una nueva perspectiva de observación que te proporcione enfoques literarios diferentes y originales.

Cualquiera de las opciones que se elija, un retiro para escritores siempre será bienvenido, porque cualquier estímulo –ya sea visual, táctil, olfativo, auditivo o gustativo– en cualquier rincón del mundo puede descubrirnos una emocionante historia con un personaje conmovedor.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

This Post Has 3 Comments

  1. Muy buen artículo con muy buenos consejos!
    Siempre estoy dándole vueltas a la idea de hacer una escapada.
    Muchas gracias!

  2. Yo llevo pensando en hacerlo años. Alguna vez me he ido a bibliotecas, pero lo cierto es que lo suyo seria una casa de piedra, perdida en el bosque donde imperara la más absoluta ley del silencio. Oh dios, solo de pensarlo se me ponen los pelos de punta 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *